APARECIMOS REIVINDICANDO EL PROGRAMA LA NOCHE MENOS PENSADA Y LA MEJORA DE RNE

Salvemoslanochemenospensada@hotmail.com


"La maravilla de la madrugada acabó de forma abrupta. Ha sido una pena para todos los que lo seguíamos. Se había creado una comunicación intensa entre gentes diversas, distintas y distantes que formábamos un club familiar, casi íntimo."
Manu Leguineche

lunes, 9 de febrero de 2009

El eco de los mitos 3, 4




2 comentarios:

vicen-Ponferrada dijo...

Mientra seguimos cocinado el plato de los platos, ese que dejará saciados completamente a todos los que aquí nos reunimos para resistir, es una pasada escuchar estos ecos que tanto trabajo cuesta conseguir. Bien sabéis todos yá, que RNE tiene secuestrados los programas de LNMP, salvo en los que aparecía como director traidor y con ese toque de canelo, el innombrable Óscar ''folcolres'' López. Pero nosotros hasta que vuelva LNMP, podamos disfrutar de los archivos sonoros de dicho programa gratis y paguen el mal hacer los señores responsables... no vamos a parar.


...Caray, exclama HH ante el buen hacer de Souvirón...

...Joder qué bueno, exclamo yo al recordar tan anhelados momentos...

Por eso sigo y seguiré aquí, hasta que me devuelvan lo que me han quitado. el sosiego y la sabiduría a la noche en lugar de un programa insulso que vive de los rabiosos temas de actualidad.

Hay que ser akelerio para no verlo...

josé luis desde londres dijo...

Vaya, te me has adelantado, Vicen.

Yo necesito buena radio por las noches para relajarme. Es el famoso descanso del guerrero. Mi vida, como la de muchos otros, es una lucha continua por sobrevivir. Arrojados a una sociedad cada vez más inhumana, desgasta mucho tirar del carro. Algunos lo hacemos por proteger a la familia, otros por mantener la honra, algunos habrá por el qué dirán... Al final, por la noche, tras el trajín, lo que gusta es cerrar los ojos y dejarte llevar. Disfrutar y aprender. Vivir otras vidas y habitar otros mundos. Adquirir técnicas para pasar más desahogadamente por esta laguna Estigia.

Pero, ¡ay! si pones la radio y te crecen los problemas, los gritos, los ruidos, los gemidos, la intranquilidad... una prolongación del día, en definitiva. Entonces, mejor apagar y dormir.