APARECIMOS REIVINDICANDO EL PROGRAMA LA NOCHE MENOS PENSADA Y LA MEJORA DE RNE

Salvemoslanochemenospensada@hotmail.com


"La maravilla de la madrugada acabó de forma abrupta. Ha sido una pena para todos los que lo seguíamos. Se había creado una comunicación intensa entre gentes diversas, distintas y distantes que formábamos un club familiar, casi íntimo."
Manu Leguineche

lunes, 22 de diciembre de 2008

YO FIRMO PORQUE: Jose Luis (de Bruselas)


L
levo toda mi vida viviendo en Bruselas, y llevo toda mi vida enganchado a Radio Nacional de España

Desde muy niño sentí una pasión loca por la radio, un medio ágil que te permite soñar, que te permite imaginar. He imaginado miles de voces, miles de momentos mágicos, trágicos y alegres.
Recuerdo cómo mis padres intentaban sintonizar Radio Nacional de España para saber si Franco había muerto. Estábamos todos reunidos delante de ese aparato enorme que en el fondo contaba menos cosas que los medios de comunicación belgas.

Recuerdo la primera vez que descubrí RNE en 1979 escuchando una retransmisión de un Atlético de Madrid - Barcelona. Me quedé impactado por la pasión, la imaginación y la intensidad de esos comentarios. No tenía nada que ver con lo que se podía escuchar en las radios de Bélgica o Francia. Era otra dimensión. ¡Eso sí que era transmitir un partido de fútbol! Lo grabé en un cinta y al día siguiente fui a la escuela para explicarles a mis compañeros belgas que el fútbol se tenía que retransmitir de esa forma. Incluso ellos se quedaron impresionados.

Más tarde descubrí a Jesús Quintero en El Loco de la Colina. ¡Así había que hacer una entrevista! Era tarde, de noche, mi madre comprobaba que estuviera dormido y sin radio. A los pocos minutos me levantaba y pegaba al loco a mi almohada.

Luego, viví con gran intensidad el 23 de febrero de 1981. Tenía 16 años, estaba estudiando en casa. Eran las 19h, puse Radio Exterior de España para seguir el debate de investidura de Leopoldo Calvo Sotelo. Había algo extraño: solo se oía música, ahora no recuerdo si era música clásica o militar, pero no se decía nada del debate. A las 19h30 llegó mi tía a casa, estaba nerviosa y nos anunció que se acababa de producir un golpe de estado. Me reí de ella, la pobre, qué tontería estaba contando si en Radio Exterior no habían anunciado nada... Pusimos la televisión, y efectivamente, ahí estaban todas las televisiones de Europa hablando de Tejero. Más tarde por la noche escuché el bando militar publicado por Milán Astray en Valencia, Lo repetían cada media hora. ¡Esto parecía que iba en serio! Hacia la una de la madrugada oigo el mensaje del Rey y me voy a la cama tranquilizado. Al día siguiente, escuela, todo el mundo habla del golpe de estado, todo el mundo me pregunta. Pausa del medio día, hago un sprint de 3 kilómetros para llegar a casa y conectarme a REE. Escucho a un periodista anunciar que los diputados están saliendo del Parlamento. Todo el mundo está emocionado. Yo también.

Recuerdo a Magín Revillo y sus programas La noche abierta y Carretera Nacional. Era de madrugada y ¡eso sí que era radio! Sacaba los micrófonos a la calle, nos hacía descubrir profesiones, personajes de la noche, lugares, paisajes, carreteras. Cada noche esperaba con impaciencia ese momento, ese viaje por la imaginación. Sólo con el sonido teníamos las imágenes.

Recuerdo la voz de Luis del Olmo y la sintonía de su programa De costa a costa. ¡Eso sí que era un magazine!

Recuerdo con emoción el que para mí siempre será el programa favorito y mi referencia radiofónica: La ventana de Javier Sardá y el Señor Casamayor. ¡Qué inteligencia, qué imaginación, qué emoción! Lloré el día en que se despidieron de Radio Nacional para marcharse a la Ser. Lloré porque desde Bruselas no tenía la posibilidad de escuchar la radio del grupo Prisa y tenía la sensación de que nunca volvería a oír un programa así. Era increíble que una persona tan viejita fuera tan buen comunicador. Tenía tanto miedo de que se muriera y desapareciera de mi vida. Luego entendí que lo importante era que Javier Sardá tuviera una buena salud. El día en que lo supe me alegré tanto, me di cuenta de que había Casamayor para rato. Pasaba el tiempo y no podía olvidar al viejo catalán. Llegué a conectarme vía teléfono con algún familiar mío en España para poder seguir escuchando alguna tarde a Casamayor. Encontré otra solución más práctica: una amiga mía me grababa los programas y me los enviaba por correo. Uno de los momentos más emocionantes en mi vida fue en cierta ocasión cuando el programa me llamó para saber qué imagen tenían los belgas de España. Estuve mas de 20 minutos hablando con Javier Sardá, Casamayor no intervino para nada, pero al final le tuve que hacer mi declaración de amor y me dio un abrazo radiofónico que lo guardo en lo mas profundo de mi corazón.

Con la llegada de Internet fui descubriendo otras radios y otros personajes que han marcado mi existencia como oyente ciudadano: Iñaki Gabilondo o el ya fallecido Carlos Llamas.

Desde hacía algún tiempo me sentía un poco triste escuchando la radio. No había ningún programa que me impactara, no había ninguna voz que me emocionara. Hace dos años durante unas vacaciones en España, en una noche de insomnio decido escuchar la radio. Ahí descubro a un personaje que no conocía para nada, un tal Manolo HH. Dirigía una serie de entrevistas. Digo bien una serie porque eran varias personas que no tenían relación directa entre ellas y abordaban distintos temas, pero que gracias a la inteligencia del presentador saltaba de una a otra de forma totalmente natural, como si hubiera una conexión entre cada uno de los invitados. De golpe escucho a unos actores actuando con la misma intensidad dramática que durante una representación teatral. Descubro a unos intelectuales descifrando la sociedad en la que nos ha tocado vivir, y todo esto desde el buen humor, desde una especie de tranquilidad alegre, con un lenguaje sencillo e inteligente sin agresividad, sin insultar. ¿Pero de dónde sale este tipo? ¿De dónde sale esta forma de hacer radio? ¡Por fin otro genio de los micrófonos! Ya mis noches no fueron las mismas. Dos años esperando la 1 de la madrugada para oír este momento de inteligencia. Mi relación con el programa ha sido tan fuerte que he programado viajes en coche de madrugada sabiendo que no me dormiría porque estaba Manolo HH. En todo este tiempo me ha imposible poder desconectar de La noche menos pensada.

Es más, y tal como ya señalé en otro articulo, ése ha sido uno de los argumentos utilizados por mi esposa para pedir la separación hace 6 meses. Por la noche no me acostaba a dormir: escuchaba la radio y la molestaba el ruido y mi risa con los comentarios de Javier Bergia. Hasta en alguna ocasión le supliqué que escuchara a Souvirón (estoy seguro de que si lo hubiera hecho, se habría enganchado) pero resultó imposible.

Obviamente había otras razones para la separación pero ésa también se puso encima la mesa. Luego, no es necesario convencerme de que el final de La Noche Menos Pensada ha sido una verdadera pérdida en mi vida. Este tipo llevaba 12 años haciendo radio y yo sin enterarme. ¡Lo que me he perdido!

Llega el verano de 2008 y oigo que se van a cargar Clásicos populares y La noche menos pensada. Al principio pensé que era un error, que no se atreverían. Habrá una reflexión. ¿Cómo se van a cargar dos de los programas más emblemáticos de Radio Nacional? ¡Ya sé! Van a cambiar el concepto, los horarios, Manolo HH estará por la mañana y Fernando Argenta se podrá oír en Radio 3 o algo así. No, les dicen chao, hasta luego, gracias por los servicios prestados, no necesitamos esta experiencia, son demasiado viejos para un proyecto tan nuevo.

Desde entonces no paro de pensar: ¿Cómo es posible que esta nueva dirección de RNE no valore la calidad? Supongo que estas personas nunca han escuchado la radio, solo la han oído. Supongo que cuando eran adolescentes soportaban únicamente las radios con música, y Radio Nacional les tenía que parecer una radio de viejos. La España de hoy tiene que ser moderna, hay que estar a la última: lo importante es la forma, no la profundidad ni la experiencia. Esa situación la estamos viviendo en todas las esferas de la sociedad española y esa modernidad ha llegado a Radio Nacional. Lo moderno es lo vacío, el contenido aburre.

Para mí, 2008 será el año de la victoria de España en la Eurocopa y de la desaparición de dos de los mejores programas de la radio en Europa. Me gustaría que 2008 sea también el año en el que unos oyentes ciudadanos han decidido resistir contra tanta modernidad. Nunca olvidaré la voz de ManoloHH, la sintonía de Bergia, la inteligencia de las entrevistas, la espontaneidad de los invitados, la alegría de la improvisación. La noche menos pensada reunía todos los ingredientes que se pueden exigir a un buen programa de radio: imaginación, profundidad, sensibilidad y humor. Aprendí muchas cosas, me reí muchas noches y reflexioné cada madrugada. Eso ya se ha acabado, o eso pretenden estos dirigentes. Bueno, igual han ganado, igual es imposible resistir contra esa falsa modernidad que invade el país, o quizás hayan conseguido que unos simples oyentes ciudadanos se organicen y digan: Ustedes no están dirigiendo una empresa privada sino un ente público en el que todos los españoles tenemos derecho a opinar.

Seguramente hayan ganado, pero por si acaso, firmo la petición.

Resistiremos, lucharemos y ya veremos...

José Luis
( desde Bruselas)

23 comentarios:

salvemoslanochemenospensada dijo...

Gracias José Luis, por esta emocionante "radiografía", en la que de principio a fin se percibe tu febril enamoramiento por las ondas.

Resulta especialmente emotivo conocer cómo desde la distancia para un hijo de emigrantes la radio puede suponer una raíz de unión emocional hacia sus orígenes.

Sin duda es una estupenda noticia que José Luis que ha formado parte de esta aventura quijotesca desde hace tanto tiempo vuelva a casa por estas fechas, con renovadas energías e ideas.

Bienvenido, amigo.

jcarlos dijo...

Impresionante el texto de Jose Luis. No se puede decir que los oyentes de la radio no puedan tener un criterio válido. A mí me pasaba exactamente igual que a Jose Luis por las noches; esperaba a las 1 de madrugada para ver a quien entrevistaba y que pregunta le envíaba por email, y entusiasmado porque muchas me cogía sobre todo Carmenchu.

Que decir de lo que hay ahora, que alguna vez he escuchado el programa famoso que presenta Pepa Fernández y me aburre, por muy interesante que sean los contenidos. Lo demás es del montón y no destaca en nada, voces planas sin carisma ni buen hacer.

Si no te importa jose luis, te pido permiso para utilizar tu texto e incluirlo en algún mail que envie o colocarlo allí donde alguno pueda leerlo.

A ver si con la crisis hay suerte y mandan a alguna a freir esparragos, así nos toca la lotería.

ANGELES dijo...

Ahora y siempre, MIS MEJORES DESEOS PARA TODOS, y que el nuevo año NOS DEVUELVA "LA NOCHE MENOS PENSADA".
Besos

mara dijo...

Jose luis , has hecho una excelente exposición ,de tu relación y tu pasión por la buena radio Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Que seáis muy felices ahora y siempre.

Jose Luís Bruselas, magnífico tu relato.
Besos Maika

Pilar dijo...

Hola, José Luis...
Me has transportado en tu viaje por todos esos programas de radio tan maravillosos, que en algún momento de mi vida también he escuchado y también han sido importantes. Lo del Sr. Casamajor, qué gran personaje !!!.., todos creiamos que era un viejito adorable..... yo no me perdía un programa, si podía.
Han habido muchos programas fantásticos, pero nos los han ido quitando poco a poco. Y el que nos quedaba, LNMP, nos lo quitaron también.
Ahora, ya no sintonizo la radio por la noche, y es una lástima... Solo algunas veces los fines de semana, ya que son los únicos días que se escucha algo de calidad.
Pediremos a los Reyes Magos la vuelta de nuestro programa, que ya se están pasando !!!!
Un abrazo !
Pilar

Bea dijo...

Pues cosas parecidas a las que describe José Luis las sentimos los amantes de la radio de verdad, de la buena radio, la que incomprensiblemente quieren hacer desaparecer; para eso estamos aquí, para que todos podamos sentir las emociones que él nos describe y podamos seguir disfrutando de la radio que merece la pena hacer, la radio que tiene que hacer la pública, la que es de todos y con la que merecemos disfrutar, aprender, sentir, vivir.
Con la ayuda de todos LA NOCHE MENOS PENSADA puede volver, y volverá

Bea dijo...

El día de Reyes es mi cumple, yo ya llevo tiempo pidiéndolo y me lo merezco, este año he sido muy buena, y si los REYES me devuelven mi programa favorito en el 2009 prometo portarme mejor

blog773 dijo...

a mi simplemente este texto me ha parecido sublime.

comparto cada una de las palabras en las cuales incluye a Manolo entre los grandes y lo que me perdí hasta que lo encontré .

Anónimo dijo...

Gracias Jose Luis, cuanta emoción al leer tu maravilloso comentario. Casualmente acabo de pasar unas cortas vacaciones en Bélgica, que gran pais,y tus palabras las he sentido todavía mas cercanas.Un abrazo y felices fiestas. Tanto San Nicolas como Los Reyes Magos, seguro que consiguen traernos de vuelta nuestra añorada Noche Menos Pensada.
Loli

vicen-Ponferrada dijo...

Permitidme decirlo así de claro porque así lo siento...JL Bruselas, tu texto es cojonudo, me ha encantado y te felicito por lo que transmite y la manera...felicidades y sin duda resistiremos, lucharemos y todos juntos venceremos...porque somos los Quijotes de la noche y ningún molino ignorante, por muy grande y feo que sea, nos va a amilanar.

¡¡¡SALVAREMOS LA NOCHE MENOS PENSADA!!!
¡¡¡...HO, HO, HO...!!!

vicen-Ponferrada dijo...

Que bueno, han encontrado al perrito perdido y está muy bien...felicidades a su dueño/amigo por no marcharse del lugar y esperar a que apareciera, eso es otra manera de demostrar ser buena gente.

Amparo dijo...

José Luis, ya sabes que había leído tu relato antes, pero la verdad es que aún así ha vuelto a sorprenderme y emocionarme.

Mientras leía tu relato, iba recordando que todos los programas que mencionas los he escuchado yo también, todos. A mí también me pilló en intento de golpe de estado escuchando la radio. Y sin embargo ahora… Hace días, muchos, muchos días que no escucho la radio (tal vez, alguna tarde El ojo crítico y alguna noche La Transversal). La radio está desapareciendo de mi vida. Antes, trabajaba y escuchaba la radio, estudiaba y escuchaba la radio, me duchaba y escuchaba la radio, estaba en Messenger, pero escuchaba la radio, me dormía escuchando la radio... ¿Qué está pasando ahora? La radio ya no me atrae, ya no me dice nada. Hay tanta vulgaridad en todas las emisoras. Casi todo es lo mismo.

La profesora Eva Navarro Martínez decía en su escrito en la entrada dedicada al profesor García Matilla, que ellos, los profesores universitarios, trabajan duro para intentar, entre otras cosas, “abrir brechas en un sistema que trata de uniformarnos a todos” (gracias profesora). Sin saber expresarlo de la forma como lo ha hecho ella, esto es lo que he sentido yo desde hace ya algún tiempo. Programas vacíos de alma, entregados a la cháchara insustancial, al sensacionalismo, a la cultura “consumible”, a la reflexión estúpida bajo la premura del tiempo, la insulsez del convencionalismo y el interés partidario.

Quiero decir que los profesionales del medio SON RESPONSABLES. No me vale aludir a directores, EREs y demás presiones, los profesionales del medio SON RESPONSABLES, y los señalo a ellos con el dedo. Tienen la formación, el conocimiento y, no obstante, están permitiendo la degradación de un medio que, según se viene midiendo desde fechas recientes, está perdiendo adeptos mes tras mes.

Normalmente, tiendo a ser muy empática y, por tanto, me identifico con las circunstancias y necesidades de cada uno, lo que me lleva a justificar muchos comportamientos: todos somos humanos. Pero hoy no empatizo con nadie ni justifico: ustedes, señores y señoras de la radio, eligieron una profesión cuyos muchos de sus miembros han escrito páginas de honor a lo largo de la Historia más reciente. ¿Acaso soñaron ustedes algunas vez con cambiar el rumbo de las cosas, imitando a sus antecesores más honorables? ¿Dónde han ido a parar sus sueños?

José Luis, dices en tu escrito que “resistiremos, lucharemos y ya veremos…”. Yo te digo que ya hemos vencido. Estamos aquí, procurando no dejarnos llevar, peleando por lo que creemos, por lo que es mejor, dejándonos el tiempo y un poco de la salud. Ya hemos vencido, porque no han conseguido apagar todos nuestros sueños.


“Donde estés, somos libres.
Ahora sé que somos libres.”
Manolo García García-Pérez

Amparo dijo...

Vicen, estupenda noticia la de que haya aparecido el perro. Un hurra por su dueño!!

A ver si en los aeropuertos españoles aprenden de los aeropuertos británicos, donde tienen mucho cuidado con los animales. A ver si aprendemos lo bueno de los "otros" y nos vamos dejando de tonterías.

mara dijo...

Hola qué tal..Jose luis ,quisiera saber si puedo utilizar ( si se presenta la ocasión ) tu "acogedor" comentario , para enviárselo a alguien..ya lo dirás. Alguien sabe más datos ,de cómo fué el regreso de TRUS ? (el PERRO ) hasta pronto. Mara

vicen-Ponferrada dijo...

Hola Mara...no se muy bien como fué el regreso de Trus, pero que pasada la cara de alegría que tenía su dueño, era de auténtico amor hacia su fiel compañero.

...Un abrazo para tod@s...jinetes de leyenda de la noche...

ANGELES dijo...

Anoche, en uno de los informativos de la CADENA SER, escuché que habian encontrado a TRUS (no se si esta bien escrito), el perro de Saturnino que IBERIA por error hizo que se perdiese por cuaatro o cinco días. Yo tengo perro y me imagino lo mal que su dueño.
Saturnino, no se si ya lo has hecho, pero te animo
a que pidas responsabilidaes a esta Compañía.
Saludos.

jcarlos dijo...

Hola

Un hecho es que los comentarios de este blog han influido en el desarrollo y la personalidad del programa y sus componentes.

Y nada es lo que querían hacer.

Ese programa enfocado a los jóvenes, fácil y sin guión

kris-ponferrada dijo...

Gracias Jose Luis por esta "ilustración" del panorama radiofónico, gracias a todos Esos Comunicadores k nos hacen reir, pensar, vivir, actuar, ... nos merecemos k sigan ahí! Ya veremos lo k pasa...

mara dijo...

Juan carlos , me imagino que te refieres a los "afectos" Apenas lo escucho , pero ayer lo hice de 2 menos cuarto a 2 y veinte .Cuando lo puse , durante un rato largo, no oía la voz de Silvia, pensé que nó estaba , pero...al fin apareció ,con su estilo de siempre.....y saqué la conclusión, que de además de ser lectora de éste Blog ,intenta "imitar" ( en lo de dejar hablar ) Al MAESTRO ,pero creo que no distingue ,que una cosa es "HACER" y otra muy diferente "SER".El arte de MHH ,es que transmite en su trabajo, aquello ,que él , lleva dentro, y cualquier imitación ,no hace mas que Empeorar la situación.No se dá cuenta ,de que no puede ofrecer lo que no tiene creo que necesita pedir a Los Reyes Magos, una gran dosis de HUMILDAD, y lo digo sin acritud,pienso que sólo con éste INGREDIENTE ,mejoraría mucho su calidad como persona y por extensión como profesional........ Un saludo. Mara

Anónimo dijo...

¡¿Qué más se puede agregar a todo los expresado por tod@s ustedes?!

Y, sobre todo, a lo que nos ha contado J.L de Bruselas que expresa tan bien nuestros sentimientos...

Solo pedirles que piensen en el Planeta,"La Pacha Mama", en todos y cada uno de los que los rodean y los que no... que le envíen las mejores Ondas: ¡Paz, Equilibrio, Armonía, Sanacion, Amor!

Y, ¡Por supuesto!: ¡QUE VUELVA LA NOCHE MENOS PENSADA!

Estarán tod@s y cada uno de ustedes en mis mejores deseos en esta Noche Buena...

¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES, AMIGOS!!!!
Graciela.

josé luis desde londres dijo...

Fenomenal el texto de José Luis: un recorrido por la importancia que un medio, tan aparentemente inocente como la radio, puede suponer para quien reside en el extranjero.

Yo tuve la suerte de pasar infancia y juventud en España, aun así he disfrutado desde el extranjero, ya de adulto, de los beneficios de un aparato que es económico y portátil.
Programas como La Noche Menos Pensada son los que hacen país, salvan fronteras, aúnan a la gente. Este blog es la prueba, donde frecuentemente podríamos despedirnos con un "au revoir", "bye-bye", "adiós", "bona nit" o "agur", por citar los más comunes.
Desaparece el programa, y los que estamos fuera perdemos esa conexión vital con la cultura española; y además, la imagen exterior del país se resiente, pues RNE se recibe sin mayor refuerzo técnico en gran parte de Europa occidental, donde hay bastantes hispanófilos.

Mas incluso si ignoramos el "qué dirán", si deseñamos la imagen que proyectamos al exterior a pesar de que el turismo nos sea vital, si descuidamos a los miles de españoles diseminados por el exterior, si gastamos millones en difundir nuestra lengua pero luego colocamos a locutores necios a la par que engreídos, etc.; aún nos queda nuestro futuro como pueblo, la preservación de nuestra cultura... ¿qué buscamos suprimiendo programas como el de Manolo HH? ¿el adocenamiento del pueblo? ¿Volvernos a todos superficiales y mediocres?

Alguien debería ocuparse de poner un poco de orden en esta trajicomedia.

Anónimo dijo...

hola jose de bruselas...escribes bonito y tu texto rezuma tanta pasión que me emociona profundamente....yo también naci y me crié en Bruselas y me has traido a la mente tantos recuerdos de mi propia historia familiar,he visto a mi padre como tú,pegado a a aquel aparato,mi madre regañándole,al igual que tu esposa,porque no encontraba momento para irse a la cama...suerte a todos en esta lucha,y a ti jose,gracias por este momento de nostalgia y emoción.
con todo mi cariño
alicia de gijón